Dólmenes del Areo

Dólmenes del Areo

El Monte Areo alberga la necrópolis tumular más importante del Norte de España. Un túmulo es un monumento funerario prehistórico formado en general por un montículo en cuyo interior aparece una cámara donde se deposita el cadáver. Esta última estructura se llama dolmen y está formada por bloques de piedra colocados verticalmente con otra piedra que sirve de tapa o cobertera. Estos dólmenes de Monte Areo, de hace aproximadamente 5.000 años, fueron saqueados a lo largo de la Historia en busca de tesoros legendarios, que se creían ocultos en su interior.

Más de treinta dólmenes están repartidos por la planicie llamada "Los Llanos". Entre 1991 y 1997, la Universidad de Oviedo realizó estudios arqueológicos dirigidos por el profesor Miguel Ángel de Blas Cortina.

El Ayuntamiento de Carreño ha desarrollado diversas actuaciones para la puesta en valor de esta zona arqueológica. Como consecuencia, son dos las áreas dolménicas que pueden ser visitadas: Cierru Los Llanos, en la parroquia de El Valle, y Les Huelgues de San Pablo en Guimarán, aunque son más de treinta las construcciones prehistóricas identificadas.

Área Dolménica Cierru Los Llanos

Área Dolménica Cierru Los Llanos

Es un túmulo de unos 340 metros cuadrados de superficie circular, construido con capas de tierra envolviendo una cámara sepulcral de bastante altura, en torno a dos metros en su interior, edificada con las grandes lastras (la del techo pesa 2.900 kilos) de roca cuarcítica, normalmente muy alterada, extraídas de los crestones que emergen en los rebordes superiores de la sierra.

Este Dolmen, identificado por el equipo de arqueólogos de la Universidad de Oviedo como Monte Areo XV, señala el apogeo de lo megalítico, lo dolménico, en la comarca costera central de Asturias, tiempo fechable en torno al 3.000 a.C. Tipológicamente es un dolmen clásico, provisto de un corto corredor o pórtico, rasgo estructural frecuente en Galicia, pero extraño en todo el Cantábrico.

En este dolmen se hallaron entre otras una pieza de azabache (oliveta) perforada, varias láminas de sílex (la pieza mayor mide 120 mm de logitud), puntas de flecha de sílex, y cuarzo, y un ejemplar de cuarzo filoniano de buen tamaño y gran limpidez.

Les Huelgues de San Pablo

Les Huelgues de San Pablo

Es según de Blas Cortina el túmulo mejor conservado de todos los que integran la estación prehistórica, constituye un ejemplo clásico de dolmen simple o, mejor dicho, de los que se denomina cofre megalítico. Su cámara sepulcral se ofrece, en efecto, como un gran cajón formado por gruesas lastras de cuarcita, con una única tapa de la misma roca. Una vez construida la cámara fue envuelta lateralmente por una masa ordenada de bloques de piedra.

Este dolmen se identifica por el equipo de arqueología de la Universidad de Oviedo como Monte Areo VI.

Los instrumentos hallados en este túmulo no reflejan una fase megalítica avanzada: un raspador, una pequeña azuela de fibrolita, lascas...

Turrunxón de Priendes

Turrunxón de Priendes

Restos interesantes de esta época medieval son las torres señoriales, como la de Priendes o el turrunxón de Yabio.

En torreón de Priendes o "Turruxón" data del siglo XIII, aunque probablemente esté construido sobre los restos de edificaciones anteriores. Se construyó durante la Edad Media como sistema de defensa de la zona. A pesar de su gran deterioro aun es la torre con el sistema defensivo de saetas y troneras más complejo que se conserva en Asturias, constituyendo un bien arqueológico de importante valor.